Lo mejor y lo peor que he visto en 2017

En 2017 he visto 14 películas más que el año pasado, sin contar con los revisionados. En total, he llegado a las 177. Teniendo en cuenta que 2017 ha sido un año al que le he sacado mucho provecho con las series de Netflix, estoy bastante contenta con el resultado.

La media de valoración de todo el año ha sido de un 4,94, lo que supone un descenso “de calidad” de un 0,08 respecto al año pasado. La desviación típica ha sido de 1,79, casi un 0,09 menor que el año anterior, lo que supone que las valoraciones han sido más estándar pero, aun así, sigue habiendo mucha disparidad. La mediana sigue estando en 5 y la media de pelis diarias ha sido de 1,077. A ver si para el año que viene vamos subiendo.

Gráfico 2017

¿Pero cuáles han sido las peores y las mejores películas que he visto en el año natural?

Lo peor de lo peor

Este año me he portado bien con las peores notas. Solo he puntuado a cinco películas con la media estrella que merecen. Las críticas, aquí:

Pero lo que ha sido una bestialidad han sido las 16 películas a las que le he dado una sola estrella, en donde podemos encontrar truños tan significativos como Los siete magníficos (remake), La torre oscura o Assassin’s Creed:

Como veis… no de todo he hecho crítica y me da que estas películas ya las habré olvidado. Hay algunas que ni recuerdo haber visto como, por ejemplo, esas dos de La jungla que tenía ganas de ver por eso de la saga…

Lo mejor de lo mejor

Por contra, Dunkerque es la única película del año a la que le he dado un 9 o, lo que es lo mismo, cuatro estrellas y media. Con cuatro estrellas le siguen solo cinco películas y un documental:

Las críticas las podéis leer aquí:

Curiosamente, dos de estas pocas elegidas están dirigidas por Taika Waititi. El resto de la lista (las de 7 o tres estrellas y media) son 28 pelis, así que para no aburriros las dejo en orden alfabético.

¿Y las series?

Este año he dejado de ver Vikings, The Get Down y Narcos viendo solo el primer capítulo de su última temporada. Además, he estado a puntito de dejar The Americans y Preacher, harta de su estupidez en la historia.

Pero este año lo recordaré por la despedida de Halt and Catch Fire, una de las mejores y más infravaloradas series de televisión. También se despidió de nosotros El Ministerio del Tiempo, quizá la única serie española con labor didáctica que conjuga diversión, intriga y ciencia ficción. La echaremos mucho de menos.

Las que se mantienen en el tiempo han sido The Big Bang Theory, que ya no tiene historia pero me sigue haciendo gracia, Silicon Valley sigue tan divertida como siempre y New Girl espero que la den ya por muerta y no hagan eso de darle un final de ocho episodios porque ya han perdido su toque, casi como House of Cards. De Game of Thrones ya ni hablamos porque me parece un sacrilegio lo que hacen con la historia, tomando al público por estúpido y ofreciendo entretenimiento barato. Y, aun así, estaré esperando ansiosamente la última temporada en 2019.

Y Peaky Blinders sigue molando incluso más que en su primera temporada. Pero de lo mejor que he visto ha sido la segunda temporada de Master of None, con un tratamiento de la imagen y la historia muy particular y divertido. La tercera de Fargo me ha decepcionado un poco, como la segunda temporada de Stranger Things.

Sobre series a las que llego tarde… Me ha encantado Bron/Broen, su primera temporada, que es lo que me ha dado tiempo a ver. La que sí he visto entera es Borgen, la serie danesa. Su última temporada puede que sea floja, pero las dos primeras se salen. También he visto Unbreakable Kimmy Schmidt y al principio me parecía fresca y divertida. A partir de la segunda temporada me parecía insoportable ver más de dos capítulos seguidos. También me he hecho maratón de Mad Men, una serie excepcional en sus primeras temporadas que naufraga en las dos últimas de forma estrepitosa.

Sobre primeras temporadas… No he pasado del primer capítulo de The Punisher. Es más, me he visto Iron FistThe Defenders y lo único que saco en claro es que si se hubiesen tomado a Daniel Rand totalmente de coña como en sus primeros episodios, otro gallo cantaría. Quizá otro gallo como esas escenas en las que comparte espacio con Jessica Jones cuando ella dice lo que se nos pasa por la cabeza como “Pareces un gilipollas con eso en la cabeza”. Exacto.

Me ha costado acabar Lemony Snicket: Una serie de catastróficas desdichas porque no se puede comparar a la peli con Jim Carrey y Por trece razones creo que parte de algo muy bueno pero lo convierte en una serie de adolescentes que va directamente a adolescentes. Lo comprendo. No soy su público.

Manhunt: Unabomber me parece un tanto irregular pero con interpretaciones bastante decentes. The Sinner empieza muy bien pero acaba siendo una serie bastante flojilla. Y, lo siento, The Handmaid’s Tale no me ha emocionado tanto como a los demás, por lo que se ve. De American Gods tengo una opinión diferente, me gusta a ratos, pero a veces me resulta totalmente cargante. Prefiero estas series que, para mí, han sido lo mejor del año en televisión:

  • Big Little Lies: Qué decir de ella que no se haya dicho ya. Es maravillosa la historia, las interpretaciones, la duración, fotografía… Visionado OBLIGATORIO para todos. En serio, pensaba que no me iba a gustar y… madre mía. Adoro a todo el reparto.
  • Mindhunter: Iba con muy pocas expectativas y me ha encantado sobre todo por los actores secundarios. La evolución del personaje principal a gilipollas es maravilloso.
  • GLOW: para mí la mejor sorpresa. Ya me caía bien Alison Brie, ahora ya la sigo en todas las redes sociales. Muy divertida, poderosa y original.
  • Ozark: O cómo tomarse en serio a Jason Bateman. Muy buen thriller y muy logrado el ambiente pijo que mira con prepotencia a los demás.
  • The Deuce: Una serie coral donde las apariencias engañan, donde cada personaje es un mundo. Muy al estilo The Wire, pero en porno.
  • Legion: Es curioso, pero es tan rara (y a veces cutre) que me ha gustado. Su aire retro le da un toque especial. No se nota que tiene que ver con la Marvel o cualquier rollo comiquero y eso me encanta.
  • Westworld: Empecé a verla por Evan Rachel Wood y me ha encantado el tratamiento de ciencia ficción de la buena, los dilemas filosóficos de antaño, cuando leías ciencia ficción sobre la consciencia de las máquinas.
  • Philip K. Dick’s Electric Dreams: Ciencia ficción de la dura, adaptación de relatos de Philip K. Dick en episodios de forma independiente. Este fin de semana siguen con la primera temporada. Absténganse finolis de la ciencia ficción. Esto es de la ciencia ficción seria.
  • Dark: Un poco flojo el guion al final, pero sorprendente y, lo más importante, mantiene la intriga hasta el final. Y tiene viajes en el tiempo.
  • Taboo: Es como ver a Tom Hardy diciendo las maestrías que le escriben Steven Knight y su padre, Chips Hardy. Se toma su tiempo, es bastante lenta pero efectiva.

2 comentarios en “Lo mejor y lo peor que he visto en 2017

  • Tu lo has dicho lo mejor y lo peor, entiendo que a tus gustos, Yo leyéndolo hay comunes, dispares y otras que no he visto así que ni opino de esas.

    Saludos

  • Hay de todo, pero vamos, es tu opinión, yo difiero bastante en numerosos títulos, en otros coincido, porque a mí también me pareció maravilla absoluta “Animales Nocturnos”, por ejemplo. Te ha quedado un buen año 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: