Spider-Man: Homecoming (2017)

Spider-man: Homecoming

Como si se tratase de un episodio largo de High School Musical sin números musicales, nos llegó el nuevo reboot del hombre araña. Creo que tener seis guionistas para montar la historia de toda la vida de Spiderman e incluyendo morralla de Iron Man y los Vengadores, con una trama preadolescente, es un poco demasiado.

Sin embargo, todo parecía ir hacia este producto quinceañero cuando vimos aquel anticipo en el cartel de “ponme un poco de cada” en el que tanto Peter Parker como Iron Man aparecían por duplicado, incluso poniendo a Iron Man por delante del protagonista de esta peli de la Marvel… sin saber muy bien de qué trataba. No lo sabíamos, pero aquel cartel tan carne de meme era la descripción gráfica de lo que se iba a ver después.

Lo que he visto ha sido una peli larguísima de dos horas, en la que Spiderman suspira por una chica del instituto (que, por cierto, no aparece en el cartel anteriormente mencionado), al salir de clase se lo pasa pipa diciendo en voz alta sus pensamientos y, casi por casualidad, descubre todo un entramado de compra-venta de armas de origen alienígena que tiene pinta de ser un episodio más en la gran excusa de la Guerra del infinito.

Entre todo esto, aparece Robert Downey Jr. dando clases de madurez y un traje de Iron Man con pinta de traje de Spiderman a un adolescente. Así que lo que he visto ha sido una película escrita por episodios por varios guionistas que no parece que hayan hablado entre sí para ofrecer un filme coherente, divertido e interesante.

Yay & nay

Lo mejor: Algunos sketches cómicos y los créditos finales.

Lo peor: Una trama caótica y más centrada en contarnos las peripecias de unos preadolescentes tipo Disney Channel.

Puntuación

Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.