Blog de Naír Millos

Minicríticas de películas y documentales

El gran showman (2017)

El gran showman (2017)

No puedo negar la calidad de los números de baile de El gran showman y el carisma de Hugh Jackman, pero no han conseguido que les dé una buena nota.

Fahrenheit 451 (2018)

Fahrenheit 451 (2018)

Lo que desespera en esta nueva Fahrenheit 451 es el ritmo. Quizá no sea posible realizar una película filosófica y venderla como película de acción.

Oro (2017)

Oro (2017)

Entiendo lo que pretende Agustín Díaz Yanes: mostrarnos cómo la avaricia es capaz de sacar lo peor de cada uno solo por puro egoísmo.

Pacific Rim: Insurrección (2018)
Detroit (2017)

Detroit (2017)

Con los primeros compases entendemos lo que Bigelow pretende imprimir en Detroit: la propia sensación del inicio de los disturbios del 67 en la ciudad.

Rebelde entre el centeno (2017)

Rebelde entre el centeno (2017)

Rebelde entre el centeno se queda corta si conoces la biografía de Salinger. Se obvian detalles de su historia personal aunque tiene detalles geniales.

Black Panther (2018)
Noche de juegos (2018)

Noche de juegos (2018)

Para mí ha sido una sorpresa disfrutar de Noche de juegos. Al final ha sido poco más de hora y media de risas, de absurdeces y de personajes exagerados.

Perfectos desconocidos (2017)
Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo (2016)

Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo (2016)

Las crónicas de Blancanieves me ha parecido una película demasiado insípida para el plantel de actores que contiene. Su guion es simple y puesto a disposición de las coreografías en combate y los efectos especiales que nos recuerdan a la mencionada Frozen pero también a Las crónicas de Narnia.

Roman J. Israel, Esq. (2017)

Roman J. Israel, Esq. (2017)

Roman J. Israel, Esq. se supone que es una película realizada para el simple lucimiento de Denzel Washington. Tras verla sin demasiadas pretensiones, puedo decir que ni la trama ni la interpretación del actor me han conmovido lo más mínimo, cuando sé que eso es precisamente lo que se quiere conseguir.

El perfecto anfitrión (2010)

El perfecto anfitrión (2010)

El perfecto anfitrión es primer y único largometraje de Nick Tomnay y tiene las virtudes y defectos de uno de esos debuts en pantallas. Como suele pasar últimamente, un director adapta uno de sus cortometrajes a un largo, algo que, sin duda, lastra todo el metraje al tener que estirar como un chicle toda la trama.

Noche de miedo (2011)

Noche de miedo (2011)

La Noche de miedo de 2011 es un remake de una de esas pelis de culto de los 80. No se puede decir que hayan inventado la rueda, pero funciona como producto de entretenimiento que es precisamente el objetivo

Los misteriosos asesinatos de Limehouse (2016)

Los misteriosos asesinatos de Limehouse (2016)

La sensación de Los misteriosos asesinatos de Limehouse no es de miedo, sino de desidia al estar viendo un relato absolutamente predecible y cuyo único interés es el ver hasta qué nivel de estupidez pueden llegar las acciones de los personajes.

Asesinato en el Orient Express (2017)

Asesinato en el Orient Express (2017)

Estoy segura de que si no hubiesen existido las adaptaciones prevas de Agatha Christie, Asesinato en el Orient Express habría sido una de las películas de las que todo el mundo habla en su estreno. Es una verdadera lástima que exista la versión de Sidney Lumet que llevó a la pantalla esta historia en los 70.

Wonder (2017)

Wonder (2017)

En su sentido más profundo, no puedo estar más de acuerdo con Wonder. Sin embargo, su forma de exponer los personajes me ha resultado manipuladora, lacrimógena y demasiado idealista, un panfleto norteamericano sobre la aceptación y la recompensa por el esfuerzo realizado.