Blade Runner 2049 (2017)

Esta crítica está libre de spoilers, no se hablará de argumento ni de lo que ocurre en la película si no es para explicar algún dato general.

Tenía mucho miedo por lo que nos podían presentar como secuela de la Blade Runner de Ridley Scott. La adaptación de Philip K. Dick se convirtió en una película de culto tras ser un fracaso en taquilla y solo tiempo después el público se dio cuenta de que el mundo de los replicantes merecía el crédito de ser una de las mejores películas de ciencia ficción. Denis Villeneuve era el elegido para dirigir la secuela, algo que produjo suspiros de alivio, y tras el último tráiler muchas ilusiones se vinieron abajo, pensando que nos contaban todo lo que iba a suceder. No fue así y Villeneuve ha conseguido llevar a la gran pantalla una película que respira Philip K. Dick por los cuatro costados con una historia totalmente kafkiana.

El director ya había explorado el leitmotiv kafkiano en Enemy, la adaptación de la novela El hombre duplicado de José Saramago, pero aquí parece exponer claras las referencias por tratarse de un gran estreno: el protagonista se llama K (Ryan Gosling) y toda la trama gira en torno a su evolución como replicante en una sociedad de ambiente opresor. Más adelante en la trama le llamarán Joe, como otro peldaño en su evolución y otra referencia a Joseph K., protagonista de El proceso de Kafka. La declaración de intenciones de todo esto puede comprobarse en la primera secuencia que nos presenta no solo la situación inicial de la que partimos, explicando quién es K, sino también a qué se dedica y cuáles son sus dudas y temores.

Muchas críticas inciden en que no se cuenta nada, que Blade Runner 2049 es una película vacía y solo le da importancia a las diferentes formalidades, sobre todo por la importancia de la fotografía exagerada que ha diseñado Roger Deakins. Si bien estoy de acuerdo en que la duración es exagerada, no lo estoy en cuanto a que la película está vacía de contenido. Es más, creo que se han dejado en el tintero varias escenas y que todo habría dado para un par de películas. Con respecto a la fotografía exagerada, hay que recordar de qué tipo de filme estamos hablando, en el que la saturación del color y la opresión de los anuncios juega un papel fundamental igual que lo hizo en la película original, por eso no entiendo las críticas a estos aspectos cuando se alaba la original de Ridley Scott y se hunde en la miseria a esta secuela.

En cuanto al reparto puedo decir, sin temor a equivocarme, que es Harrison Ford el que da la nota discordante ante un grupo de actores que se sumergen en sus personajes, desde un Ryan Gosling que borda su papel hasta unos sorprendentes Jared Leto y Ana de Armas, actores de los que no esperaba nada y, sobre todo del primero he sentido la necesidad de conocer más sobre su trasfondo. Es una pena enorme que el papel de Mackenzie Davis quede relegado a esos minutos en los que no podemos disfrutar de todo su talento interpretativo que sí podemos disfrutar en, por ejemplo, Halt and Catch Fire.

Denis Villeneuve ha sido capaz de ofrecernos una secuela a la altura de su predecesora, quizá utilizando demasiado los flashbacks explicativos tanto de los sucesos anteriores como lo que habíamos visto una hora antes, pero digna sucesora al fin y al cabo. Es una pena, por otro lado, que nos veamos obligados a oír la banda sonora de Blade Runner 2049 como un sucedáneo de Vangelis mejor que lo que podríamos haber disfrutado (o no, nunca lo sabremos) con la composición del islandés Jóhann Jóhannsson, colaborador habitual de Villeneuve. Finalmente se optó por el regusto ochentero de Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch que no ha conseguido convencerme.

Lo mejor: Haber llevado a la gran pantalla un relato de ciencia ficción a la antigua con los avances tecnológicos de hoy en día, la evolución de K.

Lo peor: Es demasiado larga, demasiadas explicaciones con flashbacks repetitivos.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Blade Runner 2049 (2017)

4 comentarios en “Blade Runner 2049 (2017)

  • Coincido y disiento, la música y la fotografía me gustan más en la original pero concedo el beneficio de la duda a que seria así después de tres décadas. 2h y 2/3 es un largo metraje, yo creo que bien aprovechado para ponernos al día de todo lo acontecido, me habría jod… que hubieran cogido la fórmula de hacer dos partes.
    Yo la vi en vose y aguanté hasta el último título de crédito. Para mí un mix de secuela y de tributo a la original.

    • A mí también me parece que está bien aprovechado, pero más de dos horas y media de peli se me hace muy larga. Es una sensación rara, creo que la duración está bien pero es demasiado…

      • Bueno, los títulos de crédito son cerca de 10 minutos, que los vi todos. Es lo bueno de las sesiones en vose, durante la proyección ni bebidas ni palomitas y al final puedes ver las letras sin que la gente se desbande. Por cierto, las interpretaciones muy correctas. Y si, el tempo junto con la duración, están ajustado para esa sensación rara de distopía o… En el 2049 lo sabremos 😀🖖

  • Desde ese punto de vista kafkiano tal vez mi decepción sea menor, de todas formas tendré que volver a verla porque es una de esas pelis que hay que ver varias veces

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: