Matar al mensajero (2014)

Lo que la película pone en tela de juicio durante la primera mitad no es que se haya injerencia en los asuntos internos de otro estado como lo era Nicaragua, sino que agentes extranjeros ganaron millones de dólares con la venta de droga por la “epidemia de crack”, teniendo en cuenta la política antidroga de boquilla del presidente Reagan en los años 70.