Mary Shelley (2017)

Mary Shelley

Ilusa de mí, creía que esta Mary Shelley se iba a centrar en la escritora y en su producción literaria. Está claro que tendríamos nuestra dosis de romanticismo a cargo de su relación con Percy Bysshe y, cómo no, el episodio que vivió la pareja con Lord Byron y Polidori en Ginera que tan bien se desarrolló en la peli española Remando al viento.

Lo que aquí nos encontramos es, en realidad, la historia romántica y familiar de Shelley como si estuviésemos viendo una trama adolescente cualquiera. Si bien, en cierto punto, este tipo de escenas románticas se transforman en lo que de verdad quería ver y que ocupa su último tercio de metraje, el desarrollo queda deslucido por esta primera fase de enamoramiento y rebeldía frente a la sociedad y la familia.

Me perturba la idea de que esta película sea “especialmente recomendada para el fomento de la igualdad de género” tal y como reza el cartel, pero es sabido que esta nueva categoría del ICAA ya tiene unos cuantos años. Esperemos que, cada vez más, haya más películas así para poder eliminar esa etiqueta. Lo que se pretende con Mary Shelley es eliminar ese estereotipo de género que promueve la imagen de una mujer débil frente a un hombre que actúa como salvador.

Sin embargo, pese a que encuentro interesante el relato que derivó en la creación de Frankenstein El vampiro, y su posterior tratamiento por la sociedad, la trama y las actuaciones durante los primeros compases de la historia son tan anodinos que perdamos interés respecto a lo que sucederá después. Solo si ya conocemos el desarrollo podremos llegar al final con alguna esperanza de que nos sorprendan. Curioso, ¿verdad?

Y es que cuando ya la trama parece que no da más de sí viene lo realmente interesante: la emancipación como ser humano de la propia Mary, independiente de la sociedad, de un marido o padre que la proteja o el dinero que le dé tranquilidad. Es su trabajo quien aúpa su figura en un mundo de hombres… pese a que antes necesita que la apadrinen tanto su padre como su marido.

Por eso Mary Shelley me produce sentimientos encontrados. Entiendo que pretende ser una película feminista demostrando las cualidades de la protagonista sobre el mundo masculino que la rodea. Sin embargo, no me convence el relato inicial ni cómo se desarrolla hasta la transformación final en mujer empoderada. Se tarda demasiado en ofrecernos esta visión, hasta el momento en el que ya nos importa poco qué le ocurra a la protagonista. Se ha invertido demasiado tiempo en la historia romántica.

Yay & nay

Lo mejor: El último tercio de la película. Fotografía. Actuación de Elle Fanning. El intento de ser una película feminista.

Lo peor: La actuación de Douglas Booth. La primera mitad de la película se desarrolla como un drama romántico de época.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: