Héroes en el infierno (2017)

Héroes en el infierno

Entiendo que el objetivo de Héroes en el infierno es destacar la labor de héroes de un grupo de bomberos de Estados Unidos. Quizá el problema venga ya de origen cuando lo único que se pretende es alabar una labor y no realizar una película. No sé si es que he llegado al límite que mi mente puede aguantar pero ya no soporto las películas que te venden el sacrificio como heroísmo. Héroes en el infierno se comporta más como la constatación de que existen cierto tipo de arquetipos de la masculinidad norteamericana que como una oda a un grupo de trabajadores que se juegan la vida por las vidas de los demás.

Pensando que me iba a encontrar con, al menos, un portento técnico como Marea negra y algo entretenido mezclado con los típicos clichés “aceptables”, os podéis imaginar mi cara al presenciar una introducción de hora y media y un desarrollo y fin en la media hora restante. Porque no olvidemos que Héroes en el infierno cuenta con un metraje de 134 minutos en los que nos tienen que contar la historia de los bomberos, su evolución como personajes individuales y como grupo para que nos importen algo en el desarrollo final.

El problema nos lo encontramos cuando se intenta dotar de un carisma inexistente al personaje de Josh Brolin y a sus subordinados. Nos da exactamente igual que su grupo de bomberos sea considerado de segunda por los bomberos que acuden al fragor de la batalla contra el fuego. El grupo de Josh Brolin se dedica a quemar el camino natural del fuego para que no se extienda. A esto se le intenta añadir varios toques de honor, de inteligencia (que al parecer supera al resto de grupos antiincendios) y de profundidad aparente que poco llegan al corazón del espectador. O por lo menos a mi corazón de piedra.

En resumen, no me ha convencido la propuesta de Héroes en el infierno. Los momentos en los que el protagonista le habla al fuego que está a 30 kilómetros como si fuese una persona no han funcionado conmigo. Más bien me han hecho soltar alguna que otra risita WTF por lo que estaba presenciando. Más allá de la tragedia vivida por los bomberos, colectivo al que respeto como al que más, creo que la película no funciona como el homenaje que buscaba ser.

Yay & nay

Lo mejor: Conocer la forma en la que trabajan los bomberos en EE. UU. Las escenas de camaradería cuando ya todos son amigos.

Lo peor: Es un compendio de clichés de la masculinidad norteamericana. Es demasiado larga.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: