Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo (2016)

Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo 2016

Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo

¿Cómo hacer una película titulada Las crónicas de Blancanieves sin Blancanieves? La respuesta es muy fácil: tienes a Charlize Theron y a Chris Hemsworth en una película de la que quieres hacer una secuela y, para sustituir a su insípida protagonista decides incluir a Jessica Chastain y a Emily Blunt. Sobre el papel parece que lo has clavado. El resultado es ridículo.

La película nos da el trasfondo del cazador y nos cuenta su origen como luchador. También se le añade una historia romántica para no acumular escenas y más escenas de peleas y luchas entre diferentes criaturas. Por otro lado, nos descubre que la reina Ravenna tenía una hermana basada en la princesa Elsa de Frozen. Así que tras los sucesos de la primera película, la hermana, Freya, decide buscar el espejo mágico y castigar a sus antiguos pupilos: Eric (Hemsworth) y Sara (Chastain) porque han incumplido su promesa de eliminar cualquier atisbo de sentimientos amorosos.

Las crónicas de Blancanieves me ha parecido una película demasiado insípida para el plantel de actores que contiene. Su guion es simple y puesto a disposición de las coreografías en combate y los efectos especiales que nos recuerdan a la mencionada Frozen pero también a Las crónicas de Narnia y a los paseos por el bosque de todo tipo de películas de fantasía medieval. Por eso la película dirigida por Cedric Nicolas-Troyan en su debut tiene un error que la lacra durante sus casi dos horas: no tiene un estilo propio y la historia se desarrolla con nulo interés.

El aburrimiento sobreviene al comprobar que las acciones de los protagonistas y secundarios se mueven entre lo previsible y la estupidez, con un montaje con escenas demasiado largas. No consigo saber el objetivo y el mensaje para esta secuela de una película ya que, por sí misma, había cerrado el círculo. Quizá lo mejor de todo sea ver a una Charlize Theron que, con sus pocos minutos en pantalla, es capaz de elevar no solo el tono sino la presencia de la maldad.

Al final, Las crónicas de Blancanieves es una película totalmente prescindible para todo tipo de públicos.

Yay & nay

Lo mejor: Charlize Theron. La fotografía.

Lo peor: El guion. Las escenas donde se nota el CGI. El montaje.

Puntuación

Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.