Frozen (2013)

Frozen

Frozen, de los creadores de… Enredados (2010) y ¡Rompe Ralph! (2012). Como ya comentamos anteriormente, cuando en un cartel se anuncia “de los creadores de…” como mencioné en la minicrítica de Definitivamente, quizás, eso no significa ni que los directores ni el guion sea de las mismas películas. En este caso, Frozen, que está basado en un cuento de Hans Christian Andersen adaptado por Jennifer Lee, tiene en común con las dos películas de antes en que su productor ejecutivo es el poderoso John Lasseter, creador de Toy Story (1995). Pero no estamos ante Toy Story, sino ante una película bastante menos dinámica y divertida.

Tampoco se puede comparar Frozen ni con Enredados ni con ¡Rompe Ralph!, ya que Enredados tiene unos personajes muy divertidos y diálogos surrealistas, y ¡Rompe Ralph! iba dirigida a los que jugamos a máquinas recreativas entre los 80 y los 90. Frozen cuenta la historia de dos hermanas, una de las cuales está “maldecida” porque su cuerpo produce hielo. Elsa se divierte con su hermana pequeña Anna haciendo muñecos de nieve y demás, hasta que hiere Anna jugando, por lo que sus padres deciden recluir a la mayor para que no vuelva a hacer daño. Como estas típicas historias, los padres mueren y Elsa debe reinar, pero su poder cada vez es mayor… y si sigo con la historia ya la cuento toda. En la película hay falta de chispa, de personajes que realmente conecten con los niños y con los mayores y que nos dejen descansar un poco entre canción y canción, porque llega a saturar.

Lo mejor: los aspectos técnicos y la primera canción sobre el hielo, que recuerda a los clásicos.

Lo peor: demasiadas canciones, personajes insulsos.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.