Portada » Minicríticas de cine y documentales » El Reino (2018)

El Reino (2018)

El Reino 2018
El Reino 2018

Desde este humilde blog poco puedo decir sobre El Reino que no haya salido en alguna crítica, análisis o reportaje sobre la flamante ganadora de siete premios Goya, aunque Campeones se llevase el premio gordo a la mejor película.

La ilustración de la clase corrupta en España es tan acertada que, en unos primeros momentos, asistimos a una escena que parece sacada de alguna grabación documental.

Asistimos, en un inicio, a esos días en los que la corrupción estaba más que asumida por el gran público, con el beneplácito (o simplemente tolerancia) de los propios partidos, la clase política, jueces, policía y votantes.

Es una época que todos recordamos: aquella en la que apenas se oían noticias de arrestos, tramas corruptas que no se investigaban a fondo o políticos que salían airosos de sus negocios turbios.

La caída en desgracia de una clase política que se creía intocable

Sin embargo, el castillo de naipes en el que sobreviven las tramas corruptas comienza a desmoronarse con una simple declaración de uno de los implicados. No es el más importante, pero sí puede hacer caer a varias figuras del partido.

Sorogoyen retrata de forma muy afinada y realista la comodidad establecida en las familias políticas españolas. La endogamia partidista de corruptelas entre amigos forma parte de su ADN. Sentirse intocables por su acumulación de poder les hace que ni policía ni prensa se les acerquen… hasta que los problemas comienzan a aparecer.

En ese momento es cuando comienza una guerra de mentiras y manipulación entre los que hasta ese preciso instante eran amigos de toda la vida. Cuando las cosas van mal, que le vayan mal al otro. Si puedes salir ileso dañando a los demás, que así sea. Y así se desata una carrera contrarreloj para que nuestro protagonista consiga sobrevivir a la estrategia de su partido para convertirlo en cabeza de turco de una trama corrupta.

Yendo un paso más allá

Pero habría sido muy fácil retratar esto como un simple sálvese quien pueda. Sorogoyen realiza un ejercicio de reflexión sobre la prensa, permisiva y, en ciertos aspectos, hasta partícipe de esconder la verdad mientras enarbola la bandera de defensa del público.

Toda la historia gira en torno a unos personajes que parecen un reflejo de la realidad no solo por el guion, sino también por un montaje y sonido que consigue hacernos creer que esta historia es tan real como las que conocemos en nuestro día a día.

Para llevarlo a cabo, se necesita un gran apoyo del reparto y de una banda sonora que esté no solo a la altura, sino que lo supere. Las interpretaciones de Antonio de la Torre, Bárbara Lennie, Luis Zahera, Nacho Fresneda y un largo etcétera consiguen su objetivo y nos retrotraen a todo lo que hemos estado viviendo en los últimos años de destape político gracias a los jueces y policía que hacen un trabajo difícil y necesario.

Yay & Nay

Lo mejor: Actuaciones del elenco principal y secundario. Banda sonora. Montaje y fotografía.

Lo peor: Un final un poco abrupto y muy de ficción.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

El reino
Etiquetas:

Y tú, ¿qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.