Zero Dark Thirty (2012)

La noche más oscura

Kathryn Bigelow vuelve a la carga tras The Hurt Locker (En tierra hostil, 2008), película con la que consiguió hacerse con el Oscar, entre otros, a la mejor dirección y a la mejor película frente a su exmarido, James Cameron y su Avatar (2009). La noche más oscura (Zero Dark Thirty, 2012) se trata de la investigación concienzuda, llena de falsas pistas y paciencia, de una agente de la CIA, tras varios años.

Poco más hay que decir sobre el argumento que ocupa, agárrense, 157 minutos, de los cuales he podido disfrutar, como mucho, de quince, y es cuando explota una base estadounidense, porque bien que nos insisten en que las torturas a posibles testigos están justificadas si lo que se pretende es capturar al peor villano de todos los tiempos. Las carencias en el guion saltan a la vista si queremos distanciarnos lo máximo posible sentimentalmente. Haciendo hincapié únicamente en la investigación, saltan a la luz toda una serie de incógnitas sobre cómo se llega a cierto punto o cómo se puede pasar por encima de las leyes internacionales sin mirar atrás.

Lo mejor: los efectos especiales parecen reales.

Lo peor: el desarrollo de la investigación y sus incongruencias.

Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.