The Signal (2014)

La señal

Hacer ciencia ficción es difícil y más cuando los estrenos de este tipo de películas están avalados solo para las idas y venidas de gente como Ridley Scott o colegas, así que arriesgarse a publicar un producto como La señal tiene todo mi respeto. La película comienza como la típica historia de adolescentes, una pareja y el amigo de ellos, que van de viaje a California para que ella se mude. En el camino, harán una parada para investigar el origen de una señal de un pirata informático que se mete en sus ordenadores. A partir de aquí, pantalla fundido a negro y, de pronto, nos encontramos con que el protagonista está medio sedado en una instalación semejante a las gubernamentales (o eso imaginamos).

Es de agradecer que nos vayan dejando sutiles pistas para saber a qué nos enfrentamos, pero no sabremos qué ocurre en el lugar hasta el tramo final y, si me apuráis, hasta el final en sí. Tendremos sorpresas a lo largo del metraje, pero lo mejor es que nos mantienen en tensión sobre si los protagonistas lograrán salvarse o si lo que vemos o intuimos es realidad. La señal, para mí, es una grata sorpresa con una falta de ritmo en ciertos tramos del metraje que no le deja despuntar todo lo que debería.

Lo mejor: no saber qué ocurre realmente hasta el final.

Lo peor: el papel de mujer florero de Olivia Cooke.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.