The People vs. George Lucas (2010)

The People vs. George Lucas

Sí, amigos, lo he visto. Me prometí hace tiempo que no lo vería para no maltratar mi salud starwarsiana, pero teniendo en cuenta que J.J. Abrams ha hecho que me reconcilie no solo con el mundo de Star Wars con El despertar de la fuerza, sino también con Star Trek con el reboot de las pelis (nunca pensé que me fuese a gustar Sylar como Spock), parecía que The People vs. George Lucas ya no podía tener el temido efecto de cabreo mortífero por el estreno de las infames precuelas de George Lucas. Craso error. Con la perspectiva que dan los años, creo que el cabreo monumental de los fans a las estupideces de George Lucas “mejorando” las versiones anteriores de las tres pelis originales haciendo que Greedo dispare primero fallando por 60 centímetros (¡casi a quemarropa!), montando unas precuelas llenas de midiclorianos e incongruencias, tomando el pelo a todo el mundo montando unas pelis en teoría para niños con demasiado “politiqueo espacial”, está más que fundado.

Aquí no tenemos a famosos que vayan a realizar un documental blandito como el que seguramente se publicará la semana que viene (The Prequels Strikes Back: A Fan’s Journey), sino una crítica de los fans a cómo los trató George Lucas con la reedición de la trilogía original, a cómo se sintieron con la publicación de las precuelas, a cómo se creó un universo fanfinction más grande que con cualquier otra película, a los intentos de George Lucas por borrar aquello que no le gustaba, a cómo se creó una industria alrededor de los muñecos, juguetes y demás y, por fin, a la declaración de amor final hacia George Lucas por haber creado un universo que marcó la infancia de tanta gente. Porque sí, puede que George Lucas se haya convertido en aquello que criticaba cuando creó Una nueva esperanza, pero nos dejó unos momentos inolvidables.

Yay & nay

Lo mejor: La demostración de que George Lucas quiere apropiarse de la trilogía original cambiándola a su antojo, reescribiendo escenas y borrando las antiguas para que nadie las tenga.

Lo peor: Que al final, los fans, vamos a seguir gastando dinero en el universo Star Wars, iremos a ver Rogue One al estreno y seguiremos debatiendo sobre las precuelas infames.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1

Etiquetas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.