The Bourne Legacy (2012)

El legado de Bourne

Las tres primeras películas sobre el personaje de Jason Bourne pueden gustarte o no, pero nunca podrás decir que tienen falta de ritmo y una historia sólida sobre la que construir personajes. El legado de Bourne no tiene nada de eso. Es, digamos, cómo intentar obtener algo del prestigio como buenas películas de acción de Bourne para insuflar algo de ello a este pestiño que no hay por dónde cogerlo. He de decir que si no fuese porque la estuviesen retransmitiendo en esos momentos en televisión, no la habría visto por mis propios medios. Maldito zapping. Justo fui a dar en los títulos de crédito iniciales de esto. La historia aquí está toda liada. El Bourne de Jason Bourne iba sobre restituir la propia personalidad del protagonista contra una agencia que trataba de cargárselo. Aquí, en resumen, un agente interpretado por Jeremy Renner necesita tomar pastillas para seguir teniendo aptitudes físicas y psíquicas por encima de lo normal.

La película comienza con unas presentaciones de personajes más bien escasas y continúan sin desarrollarse, así que en ningún momento veremos una evolución de personajes de ningún tipo. Tenemos, más bien, una sucesión de escenas que a veces no tienen nada que ver las unas con las otras. Parece que el guion estuviese escrito por diez guionistas distintos que no hablasen entre ellos, aunque los guionistas aquí han sido Tony Gilroy (aquí director, guionistas de las anteriores películas de Jason Bourne) y Dan Gilroy (director de Nightcrawler, por ejemplo). Es como si esos diez guionistas tuviesen que seguir la fórmula de todas las películas de acción. Pero todos sabemos que los refritos deben hacerse con algo de sentido. En el cine, a veces, sumar 1 + 1 no da resultado. A veces hay que hacer integrales para que todo salga bien.

Lo mejor: las pequeñas referencias a la saga.

Lo peor: un guion insulso, sin acción, sin sentido, sin emoción, sin Bourne ni nadie que se le parezca.

Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.