Stoker (2013)

Stoker

Me interesó Stoker desde el principio porque siempre se vendió como una película de suspense, con una fotografía espectacular y haciendo hincapié en las imágenes, miradas y ambientación. Sin embargo, el guion hace aguas en su segunda parte y, aunque domina la tensión en la primera no consigue llegar a un nivel deseable para poder disfrutar de todo el metraje.

El argumento se centra en India (Mia Wasikowska), cuyo padre acaba de fallecer, y su tío (hermano del padre) se queda en su casa con ella y su madre para cuidarlas.

¿Por qué le he dado tres estrellas sobre cinco? Porque aparte del ya mencionado apartado fotográfico y de dirección artística, es indudable que la caracterización de los personajes sí está dibujada al contrario de otras películas del género, un logro tanto del director como de los actores que interpretan a India y a Charles.

La sensación de que algo gordo se nos está ocultando es cada vez mayor y no sabemos qué ocurre, pero todo te hace tener esa mosca detrás de la oreja. Lo que aquí falla es el guion, la forma de resolver esa intriga, por no hablar de las explicaciones del pasado de Charles y del accidente del padre de India… demasiado a trompicones, diría yo.

Yay & nay

Lo mejor: la fotografía y ambientación.

Lo peor: el guion desde la mitad de la película hacia el final.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Etiquetas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.