Point Break (Sin límites) (2015)

Point Break

Me he pasado dos horas intentando encontrarle sentido a esta Point Break (Sin límites) como el remake de Le llaman Bodhi. ¿Qué objetivo tiene un remake si vas a ofrecer un resultado tan pobre? Ericson Core dirige este metraje que se acerca a las dos horas de acción al estilo anuncio tomando las ideas principales de la película de Kathryn Bigelow, lanzándolas en grandes porciones a una coctelera y brindándonos una bebida intragable.

Porque, digámoslo claro, a Point Break le falta carisma. Pero es que, lo peor, es que no nos creemos que un grupo de amigos es tan fiel a sí mismos que son como una familia. No existe construcción de los personajes. El protagonista tiene un discurso absurdo y no creo que nadie se crea que un chaval tan estúpido haya ascendido en el FBI. Es decir, todo lo que nos cuentan tiene un halo de falsedad tal que solo vemos escenas de acción, carreras y explosiones por el mero hecho de mostrar escenas de acción sin atender a razones.

La historia tiene, a grandes rasgos, el mismo argumento que la original. Un joven agente del FBI se infiltra en un grupo de personas que se dedica a divertirse con deporte extremo. Ah, también parece que roban cosas. Además, el protagonista, en cierto momento, hará migas con el líder de la banda. Y ya está. La poca pero efectiva profundidad de Le llaman Bodhi aquí está desaparecida, así que poco interesa lo que le suceda a nadie del grupo.

Y, sin embargo, lo peor que nos encontramos no llega hasta un final alargado más allá de lo necesario. Cuando creíamos que ya el sufrimiento habría terminado, aparece un pastiche relacionado con el surf (a modo de homenaje a la original) totalmente trastocado y tan estúpido que hasta produce risa. Por respeto no os lo contaré pero buscadle algún sentido si es que llegáis a esa escena final. Os reto.

Yay & nay

Lo mejor: Las localizaciones.

Lo peor: Guion. Exceso de escenas de acción. Escena final en el mar.

Puntuación

Estrella-mitad1

Etiquetas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.