María, reina de Escocia (2018)

María, reina de Escocia (2018)
María, reina de Escocia

Josie Rourke dirige María, reina de Escocia con una mano muy tosca para hacer comestible un drama de la magnitud de la confrontación entre María I de Escocia e Isabel I de Inglaterra.

Por extraño que parezca, este nuevo episodio de historia relativo a la reina de Escocia no es un remake de la película de los años 70.

Una de las mayores diferencias entre la María, reina de Escocia del 2018 y de 1971 es que esta última, pese a resultar también bastante fantasiosa, se acerca más a lo que probablemente fuese realidad.

La película protagonizada por dos estrellas jóvenes del cine como Saoirse Ronan y Margot Robbie se basa en la biografía escrita por John Guy, historiador especializado en la época.

Sin embargo, lo único que vemos son las escenas de diálogo que marcan el devenir del tiempo sin aportar ningún recurso cinematográfico más allá de ofrecer a las actrices principales su medio más preciado: sus interpretaciones.

Parece que estamos ante una obra de teatro llevada a cabo en la gran pantalla pero sin el conocimiento suficiente de los ritmos narrativos en cine. María, reina de Escocia ha sido un sufrimiento de dos horas cuyo único aliciente es comprobar si la peluquería y el vestuario está a la altura (sí, lo están).

Como película en sí, mucho me temo que o bien eres fan de cualquiera de las dos actrices o poco vas a disfrutar de este drama histórico insípido, un drama que podría haber sido mucho más de lo que es y que se queda en otro producto que olvidaremos a la mínima de cambio.

Yay & Nay

Lo mejor: Las interpretaciones de las dos actrices protagonistas. Maquillaje y vestuario.

Lo peor: El guion insulso. Una trama sin acción. Los actores secundarios.

Puntuación

Etiquetas:

Y tú, ¿qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.