Listen to Me, Marlon (2015)

Listen to me, Marlon

Otro documental sobre una estrella de cine y otro documental sobre Marlon Brando, supongo que es eso lo que estáis pensando. Pero aquí se utilizan las cintas que grababa para él mismo el actor, en las que hablaba sobre la vida, sobre la muerte, sobre sus sentimientos, su familia, el cine y sus actuaciones. Utilizando este recurso, se nos cuenta lo que había detrás de la figura pública sin entrar en los datos más morbosos de su vida (el secuestro de su hijo Christian o el suicidio de su hija), mencionándolos desde la perspectiva del mismo Marlon y comparándolo con la relación con su padre. Pese a que el documental tiene un primer tramo muy interesante, descubriéndonos aspectos de lo más personal de uno de los mejores actores de Hollywood de todos los tiempos, pero se pierde en los relatos del Coronel Kurtz. Del mismo modo que el actor cambió sus líneas en Apocalypse Now, llegamos a un punto de sobresaturación, abrumados por todos esos monólogos filosóficos sobre la vida.

Eso sí, se nota que Marlon Brando disfrutó como nunca interpretando a Vito Corleone, uno de los papeles que le supuso un Oscar, y al final de sus divagaciones parece que entiende que algunas interpretaciones pueden cambiar la vida de mucha gente, pueden inspirar y ser dignas de admiración. Así, se da cuenta de que aquello que veía como un trabajo para ganar dinero supone algo más. Algo que los cinéfilos sentimos. Para acabar, os transcribo una de las frases de Brando hablando sobre el rechazo del Oscar que ganó por su papel en El Padrino: “Lo que hemos aprendido de los indios se nos ha enseñado, sobre todo, por Hollywood y las películas. Los indios son representados como feos, repugnantes y sanguinarios salvajes. Todo lo que se nos enseña sobre el indio americano está mal. Ha habido 400 tratados escritos por los EE.UU. de buena fe con los indios y todos se han incumplido. Nos gusta vernos como John Wayne: un país que lucha por la libertad, por lo correcto, por la justicia. Simplemente no es así. Fuimos los más voraces, agresivos, destructivos, torturadores, monstruosos, que barrimos de una costa a la otra asesinando y causando el caos entre los indios”. Tenía toda la razón, y no veréis a ningún actor de Hollywood hablar de esta manera sobre el cine.

Lo mejor: La primera parte del documental, donde relata sus primeros años y su comienzo como actor.

Lo peor: Las divagaciones hacia el final, como la misma trayectoria de Marlon Brando.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.