Las brujas de Zugarramurdi (2013)

Las brujas de Zugarramurdi

Con Álex de la Iglesia siempre soy bastante reticente a ver sus películas. Salvo algunos casos en los que he disfrutado de lo lindo (aunque puede que quizá fuese por mi fase adolescente), la mayoría de sus películas siempre me parecen bastante logradas al principio y después se van deshinchando hasta quedarse en insulsas ideas de olla de alguien con mucha imaginación.

Con Las brujas de Zugarramurdi me ha pasado algo por el estilo. Me daba muchísima pereza ver una película protagonizada por Hugo Silva, pero “había que verla”.

Por un lado, las interpretaciones se ajustan a los prejuicios de cualquier espectador: las actrices buenas hacen un buen papel, las actrices malas lo hacen fatal. Hugo Silvia y Mario Casas la verdad es que me sorprendieron para bien, pero meter a los amiguetes para rellenar con personajes excéntricos canta demasiado.

Los efectos especiales son bastante cutrecillos aunque intenten convencer de lo contrario en todos los reportajes, y acompañan a una segunda parte de película que no está a la altura de la primera: frenética, creíble, divertida y con diálogos originales. La segunda parte podría borrarse directamente, y habría quedado una película bastante decente.

Yay & nay

Lo mejor: el despiporre de la primera parte de la película.

Lo peor: va de más a menos llegando a niveles de comedia bastante insulsos hacia el final.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.