La balada de Buster Scruggs (2018)

La balada de Buster Scruggs (2018)

La balada de Buster Scruggs es un compendio de seis capítulos independientes con un denominador común: historias coenianas en el Lejano Oeste.

E igual que cualquier otra película formada por diversos cortometrajes, no logra mantener el equilibrio entre cada una de las historias.

A unos les podrá encajar más una que otra, o divertir ciertos personajes mientras bostezan con otros.

Lo que encontramos es, pues, una película irregular de los hermanos Coen que son capaces de lo mejor y lo peor.

Quizá la idea original habría estado mejor tratada en Netflix: la de estrenar una miniserie de seis capítulos independientes con la firma de los hermanos de Minnesota.

El comienzo de La balada de Buster Scruggs

Personalmente, si bien encaja con el mundo Coen, la primera historia se me antoja pasada de vueltas. No soporto los musicales y, aunque reconozco que las canciones de esta pieza tienen su tono socarrón, no suelen ni hacerme gracia ni interesarme lo más mínimo. Ni siquiera el personaje de Buster Scruggs (Tim Blake Nelson) tiene el carisma de ganador/perdedor del que hace gala. Es una pena que se haya escogido el título de este episodio para definir esta antología del Lejano Oeste.

A continuación podremos disfrutar de un episodio muy típico de los hermanos Coen titulado Near Algodones. Un atracador de bancos (James Franco) que tiene un comienzo desastroso y desarrolla una historia que cabalga entre la fina línea entre la muerte y la libertad. La historia tiene ese humor negro tan característico de los directores y seguramente no podrás aguantar la sonrisa con lo que le ocurre al protagonista.

Los capítulos intermedios

Los capítulos intermedios de La balada de Buster Scruggs son Meal Ticket y All Gold Canyon. Son quizá los episodios más negros de toda la miniserie. Mientras que en el primero vemos cómo un hombre (Liam Neeson) se aprovecha de un cuentahistorias sin brazos ni piernas (Harry Melling) para ganarse la vida con el espectáculo de las obras, en el segundo comprobaremos la desesperación de un buscador de oro (Tom Waits) y de la codicia que lleva a la destrucción de la naturaleza y del hombre.

La corrupción en estos dos episodios viene por la envidia humana, la avaricia, el egoísmo y el ansia de tener más que el prójimo. Del mismo modo, tanto un capítulo como el otro tratan más o menos de la explotación. Por un lado, de la explotación humana. Por otro, de la explotación de la naturaleza.

Un final espectacular

El quinto capítulo y mi preferido se titula The Gal Who Got Rattled. Alice Longabaugh (Zoe Kazan) es una solterona que acompaña a su hermano en un viaje en caravana hacia Oregón. Allí les espera un gran negocio y un marido para ella. O eso esperan.

Este capítulo se acerca ya al clásico western que todos conocemos siempre con el toque de los Coen de fondo. Todo empieza a desmoronarse cuando el hermano de la protagonista muere en el viaje. Poco después, los viajeros se quejan del perro del hermano y se decide que hay que matarlo. Y la muerte va rondando toda la caravana hasta la resolución final, una bofetada en la cara para todos aquellos que nos esperábamos otra cosa.

Para rematar la miniserie, los Coen han optado por una historia más a lo Tarantino que a lo Coen. The Mortal Remains nos acerca a las conversaciones de carruaje entre un grupo de personas muy diferentes entre sí.

Nunca sabremos cómo han conseguido juntar a todas para dirigirse a Fort Morgan. Sin embargo, hacia el final nos daremos cuenta de qué ocurre en realidad tras las disertaciones sobre qué es lo más importante para cada personaje.

En definitiva…

¿Cómo puntuar un largometraje que está formado por capítulos independientes? ¿Cómo hacerlo si lo único que tienen en común es la muerte, un gran espacio y la época? Al final me he decantado por puntuar «la temporada» en general y me ha parecido muy irregular. Eso sí, hay capítulos que me han gustado mucho. Otros, como The Mortal Remains, son interesantes pero tremendamente aburridos.

Yay & Nay

Lo mejor: El segundo y quinto capítulo. Zoe Kazan.

Lo peor: Hay capítulos interesantes que, debido a su larga duración, pierden fuerza y resultan tediosos. El primer capítulo me parece el peor de todos.

Puntuación

Y tú, ¿qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.