Reconozco que no conocía la historia de Michael Glatze. I Am Michael relata su vida desde su feliz época de convivencia con Bennett hasta su conversión hacia un religioso de mente cerrada que “cura” su homosexualidad dedicándose a ser pastor de su propia visión de la religión protestante y casándose con una mujer pensando, realmente, que se ha convertido en heterosexual gracias a Dios.

Relatando esta historia tan políticamente incorrecta, es normal que la película de Justin Kelly no haya encontrado distribución con un reparto principal protagonizado por James Franco, Zachary Quinto y Emma Roberts que, por supuesto, son lo mejor de este largometraje que supone la simple visión de alguien que parece estar trastornado, aterrorizado por haberse portado mal según las reglas que dicta la Iglesia y poniéndole un remedio de lo más rocambolesco: “convertirse” en heterosexual.

La verdad es que esta historia es delicada. Muchos conservadores y religiosos dirán que Michael Glatze es el ejemplo de que la homosexualidad puede “curarse”, tratándola como una enfermedad, y que, por lo tanto, la película profundiza en las razones de Glatze para apoyar su visión.

El director no ha tratado la historia de este modo, sino que nos relata la ansiedad de un individuo que hace lo que sea, incluso renunciar a su propia identidad, para aliviar su miedo a la muerte. El protagonista ve la religión como un consuelo a sus miedos pese a tener que cambiar tu forma de pensar y vivir, abandona a su pareja y decepciona a todos los que lo conocen.

La verdad es que, si lo pensamos bien, casi se convierte en una película de terror. Es una pena que no tenga la fuerza necesaria quizá por retratar una historia real sin querer entrar en juicios o prejuicios morales.

Yay & nay

Lo mejor: James Franco y Zachary Quinto.

Lo peor: Es demasiado tibia y tiene un final que puede dejarte a medias.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1

Etiquetas:

2 pensamientos sobre “I Am Michael (2015)”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.