Han Solo: Una historia de Star Wars (2018)

Han Solo: Una historia de Star Wars (2018)

Que la historia de Han Solo era interesante ya lo sabíamos la primera vez que vimos Star Wars. Un contrabandista con mucho sex appeal, que parecía estar curtido en mil batallas, metido en otros tantos embrollos y que utilizaba cualquier resquicio para salirse con la suya siempre. Sea disparando primero o sea utilizando el sarcasmo como herramienta para sentirse intocable.

Olvidaos de ese Han Solo que habéis conocido porque aquí no lo encontrareis. Han Solo: Una historia de Star Wars es la simple historia de un descerebrado enamorado que consigue salir de su gueto dejando atrás al amor de su vida, mientras se mete en un lío tras otro.

Ver esta película sin tener en cuenta todo el universo que la rodea parece una tarea imposible, pero es necesario para poder disfrutar tan siquiera de algunos minutos. Sin embargo, lo que nos encontramos en realidad son unos personajes totalmente vacíos, sin carisma y todos con dobles o triples intenciones salvo el protagonista, adornando una historia muy floja que simplemente lleva a Han Solo de un lado a otro sin evolucionar lo más mínimo.

La trama está repleta de momentos forzados. Tanto, que incluso parece que, por momentos, estemos viendo episodios cortos sueltos y pegados uno tras otro sin demasiado sentido. ¿Puede que tenga algo que ver con los reshoots que tanto estamos acostumbrados a ver en las películas del mundo Star Wars? Puede que sí.

Otro tema que ha producido un poco de resquemor con esta peli es, por un lado, la oscura fotografía y, por otro, el abrumador peso del papel femenino en este spin off. En cuanto a la fotografía, se ha comentado ya varias veces que la oscuridad se correspondía con el mal equilibrado de los equipos de algunas salas, en las que el personal no está correctamente formado. En el Blu-ray no tenemos eso. Sí podemos reconocer las figuras aunque en realidad en el trabajo de fotografía predomina la oscuridad desentonando muchas veces con lo que ocurre en pantalla.

En cuanto a la presencia femenina, a muchos les puede extrañar, pero a mí no me ha saturado y hasta me parece bien que desde Disney se opte por aumentar la presencia de la mujer en este tipo de películas que ven los niños. Unos niños que estarán saturados de ver películas y series en las que los hombres copen los papeles protagonistas y/o de poder.

Sin embargo, en términos generales, podemos decir que Han Solo: Una historia de Star Wars es una película anodina, que solamente encuentra lucidez en ciertos momentos con personajes que no son ni el protagonista ni interés amoroso. Así que, por gracia o desgracia, este fiasco ha provocado la cancelación de todos los spin offs de la saga (Boba Fett, Ben Kenobi) y toda una ola de mal rollo en torno a las figuras de esa galaxia muy, muy lejana.

Yay & nay

Lo mejor: Lando Calrissian y Beckett.

Lo peor: Val, Qi’ra y L3-37 (el robot con conciencia más avanzado tecnológicamente que los que vimos en el episodio IV). Las escenas inconexas. Duración excesiva. Comedia sin gracia.

Puntuación

Estrella-amarilla1

One comment

  • JM Vanjav dice:

    No soy tan critico como tú, la idea de Solo que tenemos es de alguien ya curtido y con mil aventuras a sus espaldas. En esta primera, que no de la talla esperada ampara la poca chispa del protagonista. Me Patricio normalita y después de lo acontecido en el episodio VII, un flojo tributo a su memoria. Me entretuvo y por eso pasó la criba, si hay continuación espero que estén más acertados y no tengan que ser los secundarios los que salven su puesta en escena, ya veremos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.