Border (2018)

Border 2018
Border aka Gräns (2011)

No voy a negar la originalidad de Border. Es una de las películas más atípicas y emocionantes del género fantástico que he visto en mucho tiempo.

Sin embargo, cuesta conectar con los protagonistas como para poder vivir una experiencia completa. Si eres capaz, seguramente la disfrutarás de principio a fin.

Border es la última película del director Ali Abbasi, quien acudió hace unos años a Sitges con Shelley y la última adaptación del escritor John Ajvide Lindqvist (Déjame entrar), quien también realiza labores de guionista con el propio director y con Isabella Eklöf.

Más emoción y menos aventura

Estamos muy acostumbrados a que las películas de índole fantástica tenga una base específica en la propia aventura. Las más dramáticas muchas veces implican diatribas filosóficas más cercanas a crisis existenciales o a la reflexión sobre la naturaleza del hombre.

Con Border asistimos a un cuento fantástico sobre la moral humana en el que nos hace plantearnos el relativismo cultural. La propuesta en sí desborda imaginación realista (no sabría cómo explicarlo de otro modo), ya que relata la vida cotidiana de la protagonista en el desarrollo de su trabajo en un aeropuerto como controladora de aduanas y, más tarde, en su hogar con una relación tóxica de pareja.

Desde luego, no es fácil entrar en este relato. Es muy difícil. Pero, en el momento que empatizas con Tina, es imposible alejarte de su mundo, sus inquietudes y reflexiones. Parece que vives las emociones de la protagonista y gran parte del mérito no solo es de la actuación principal, sino también de la fotografía, ambientación y el guion de Ali Abbasi e Isabella Eklöf.

En mi caso, no he entrado de todo en la historia. Sí me ha gustado el modo de rodar, el tempo, la ambientación, el guion… y, aun así, no estoy segura de haber entrado de lleno en la propuesta. Quizá es esa la sensación que pretende dar.

Yay & Nay

Lo mejor: La ambientación. La idea original. La forma de presentar el relato fantástico.

Lo peor: Pese a su originalidad, sí es muy previsible. En algunos momentos peca de demasiada introspección.

Puntuación

Etiquetas:

Y tú, ¿qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.