Bolt

Bolt es una película para niños, pero para niños muy pequeños que todavía no sepan diferenciar segundos sentidos en lo que vayan a ver en el cine. Tremendamente directa y simple, esta película narra las aventuras de Bolt, un perro que se cree un superhéroe porque vive en una serie donde él es el protagonista. La situación es algo así como la del león de Madagascar o la de Buzz Lightyear de Toy Story. Por este lado, no hay nada nuevo: el protagonista, que se cree el centro del mundo, es sacado fuera de su hábitat y situado en un entorno hostil con posibles amigos y posibles enemigos, igual que en muchas pelis.

Tras un inicio bastante insulso donde la presentación de Bolt se queda en unas simples pinceladas, el desarrollo de la trama se basa en la supuesta gracia de sus personajes secundarios en la acción para no caer en el tedio absoluto. El resultado es que, salvo alguna gracieta que otra, el aburrimiento se apodera de nosotros. No entiendo cómo fue posible siquiera que contasen con ella para nominarla a la mejor película de animación con Wall·E y con Kung Fu Panda, es decir, si nominaron a las películas de animación solo para que estuviesen presentes Pixar, Dreamworks y Disney Animation (encargada de Bolt), apaga y vámonos.

Yay & nay

Lo mejor: es tan simple que le gustará a los niños muy pequeños.

Lo peor: que si tienes más de seis años quizá te aburra.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.