Barry Seal: El traficante (2017)

Barry Seal: El traficante

Barry Seal: El traficante

Sorpresa, sorpresa. Barry Seal: El traficante es un entretenido biopic sobre un Don Nadie que se convierte en alguien a merced de su gobierno y los distintos cárteles de la droga en Latinoamérica. Sorprende por varios aspectos. El primero y más importante es la ironía de que sea precisamente Tom Cruise quien protagonice esta sátira sobre los tejemanejes del gobierno estadounidense. El actor se convirtió, en la época en la que se enmarca su personaje de Barry Seal, en toda una estrella que ejemplificaba como nadie los estándares estadounidenses.

Pero Tom Cruise ejemplifica aquí no al héroe americano, sino al que en realidad tiene éxito, al aprovechado, cambiachaquetas y con nulos estándares morales, moviéndose solo por dinero. Barry Seal nos cuenta cómo un piloto de la TWA con un futuro estable empieza a flirtear con la CIA para hacer encargos para tener más adrenalina en su trabajo. La cosa se complica y cada vez irá trabajando para más o más gente diferente y antagónica, dando lugar a situaciones muy cómicas pero también muy tensas.

Con una estética similar al clásico Scorsese, aunque evitando la voz en off y sustituyéndolo por el relato de las grabaciones en cintas de vídeo, es una pena que el relato no consiga su objetivo y acabe resultando pesada por su larga duración. Pese a que las escenas de acción se convierten en una gozada como ya lo habían hecho en Al filo del mañana tanto el director, Doug Liman, como su protagonista, las escenas dramáticas hacen que en global se pierda la fuerza que tenemos desde el principio.

Aun así, ver Barry Seal es una excelente opción para pasar el rato porque no le falta carisma, gracia y los típicos temazos que suele incluir Scorsese en sus peis (de antes). Que no falten la Creedance, George Harrison, Loosely Tight, Talking Heads o Soul Inc por poner unos ejemplos.

Yay & nay

Lo mejor: Su efectividad cómica y de entretenimiento.

Lo peor: Demasiado metraje y préstamos del cine de Scorsese, escenas dramáticas poco creíbles.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

5 pensamientos sobre “Barry Seal: El traficante (2017)”

  1. Yo no esperaba gran cosa y la vi de relleno. Me sorprendió la narrativa bien conjuntada con la banda sonora y creo que es lo mejor de la película, me la hizo lo suficientemente entretenida para que no se me hiciera larga. Por lo demás normalita, lo cual mejora, por desgracia, la cartelera.

      1. Eso es lo triste del cine, por ello cuando veo algo procuro no llevar ninguna espectativa o más pretensión que aguantar la proyección entretenido. Si no, tendría que ir al cine con encendedor y una garrafa 🙂

        1. Jajajaja, también depende de tu humor en cada día. ¿No hay veces que prefieres una comedia, un drama, una peli de miedo…? Para mí esta cumplió su función: entretenerme durante 2 horas en mis 5 horas y media de viaje de tren 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.