Aliados (2016)

Aliados 2016
Aliados

Imagino que la Aliados intenta emular Casablanca, sobre todo en sus primeros compases. La mezcla entre la historia romántica, la huida del nazismo y el trasfondo de la resistencia en plena II Guerra Mundial confirma el homenaje.

Paradójicamente, no es en estas primeras escenas en donde acontece lo interesante. Donde Aliados gana es en el momento en el que la historia da una vuelta de tuerca y surge una trama digna de los mejores thrillers de espionaje.

Ahora que ya la he visto he podido leer diferentes críticas que se quejaban de que en el mismo tráiler se revelaba lo que vendría después. He tenido una gran suerte de no verlo (o de poder olvidarlo) para que el objetivo de Zemeckis permaneciese inalterado.

El resultado ha sido un filme correcto en su primer tramo y muy interesante en su segunda mitad. Si al inicio vemos el típico cine clásico, romántico con toques históricos de la época, en la segunda mitad asistimos a las dudas de la pareja, a retos y miradas que hacen sembrar interrogantes en una relación que se creía perfecta.

En Aliados seremos, pues, de la propia paranoia aliada, de las intrigas de espías más viscerales y de que, en realidad, lo que sentimos es tan verdadero o falso como nosotros mismos creamos.

Yay & Nay

Lo mejor: Su segunda mitad. Fotografía. Vestuario. La química entre la pareja protagonista.

Lo peor: Un inicio demasiado caótico y de corte clásico. Que no haya recibido tan buenas críticas como se merece.

Puntuación

Etiquetas:

Y tú, ¿qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.