47 Ronin (2013)

La leyenda del samurái (47 Ronin)

Lo más destacable de La leyenda del samurái (o 47 Ronin) es que pese a recibir muchísimas críticas negativas (tiene una puntuación de un 13 % en Rotten Tomatoes) en realidad estamos ante una película entretenida, con una cuidada dirección artística y un vestuario impresionante, que decora la historia de la leyenda de 47 samuráis que quieren vengar la traición a la que fue sometida su amo.

Aquí lo más importante para todos los personajes será el honor, más incluso que la propia familia o el bien personal, tal y como entendemos que fue la sociedad japonesa de la época. La película tiene también las dosis justas de “brujería” y acción que podemos disfrutar si nos gusta este género. La ambientación está cuidadísima, así como cualquier aspecto que nos acerca a la sociedad nipona. En resumen, nos encontramos con una película entretenida que pone especial cuidado en las formas.

Tras haber llevado la historia de los 47 Ronin al cine multitud de veces, nos encontramos con una nueva versión sobre la leyenda. La novedad es que la historia está bastante occidentalizada. Cualquiera diría que la película era insufrible tras leer las críticas de los expertos. Por casos como este cada vez leo menos de la prensa mal llamada especializada.

La trama de 47 Ronin nos cuenta cómo 47 samuráis organizan su venganza por el asesinato de su líder. Para batirse en duelo con el alto funcionario acuden a un mestizo, Kai (Keanu Reeves), alguien en quien nadie confía. Nadie excepto la hija del líder de los samuráis, Mika, enamorada de Kai. Ahora bien, hablo de samuráis pero aquellos que no tienen líder se denominan ronin, por eso del título de la peli.

Por supuesto, tanto la venganza de los honorables samuráis como el rescate de la amada del protagonista se mezclarán de tal modo que obtenemos una peli de acción, fantástica e histórica. Una mezcla que, al final, ha resultado ser bastante entretenida y yo creo que ese era el objetivo final.

Lo mejor: El vestuario, efectos especiales y el final.

Lo peor: Aunque no llega a ser un peliculón, no es ni mucho menos una mala película, tal y como se ha dicho por muchos críticos, sobre todo norteamericanos.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.