Aniquilación (2018)

Aniquilación consigue ofrecer una historia filosófica de ciencia ficción con una metáfora sobre el interior del ser humano, con un espacio en el que cada uno se debe enfrentar a sus miedos y descubrir una forma deconstruida de sí mismo.

La primera vez que nos vimos

La primera vez que nos vimos (2018)

Teniendo en cuenta que La primera vez que nos vimos nos vuelve a traer el tema de los viajes en el tiempo para “arreglar” el desaguisado de un enamoramiento y que el protagonista es Adam Devine, tendréis que saber desde ya que si no soportáis al heredero de Jack Black no creo que lleguéis al final de la cinta.

Mudo (2018)

Mudo comienza con una ambientación que nos recuerda a Blade Runner. La mezcla entre las luces y la tecnología con el decrépito mundo de la calle y los mugrientos bajos fondos lo demuestran. Cómo no, Duncan Jones comentó hace tiempo que se inspiró en el Berín de los años 80, imaginando cómo sería en el futuro.

The Cloverfield Paradox (2018)

Imaginaos, por un momento, un episodio de Black Mirror con un guion a medias de J.J. Abrams tipo Lost, en un contexto tipo Horizonte final y un origen más que evidente en Sunshine. Todo ello mezclado en un episodio de bajo presupuesto en donde los actores parecen querer ganar el premio al que peor lo haga.