Sinister 2 (2015)

Sinister fue una película de terror entretenida, con un Scott Derrickson desarrollando buenas ideas para mantener la tensión del espectador pese a que el resultado final fuese fallido. En este caso, Derrickson queda relegado a las labores de guion compartiendo la tarea con C. Robert Cargill como hizo en la primera entrega y la dirección pasa a manos del irlandés Ciarán Foy.

La segunda parte ahonda en el trauma de los niños que vimos en la original presentándonos la historia de una madre que huye de su marido maltratador con dos hijos preadolescentes asentándose, cómo no, en una casa abandonada y llena de secretos.

Durante todo el metraje veremos los tópicos de cualquier otra película y en ningún momento nos sorprende por dónde irá la trama, pese a que en los minutos finales se intenta en una especie de homenaje a Los chicos del maíz. El problema más gordo es que, aparte de desarrollar una historia poco convincente, los personajes están tan poco dibujados que cuesta verlos como actores que expresen emociones.

Tal es así, que sabía que iba a ver una película de terror y lo que me he encontrado es un telefilme sobre el maltrato muy mal llevado y que tiene de trasfondo el tema de los espíritus y fantasmas con una rocambolesca historia con unas cintas de grabación de 8 mm que nadie se cree. Le doy estrella y media por sus minutos finales, intentando arreglar el desaguisado, pero es demasiado tarde.

Yay & nay

Lo mejor: La diferencia de los gemelos.

Lo peor: Los personajes y actores, la presentación de la trama del maltratador, la poca tensión en el metraje.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-mitad1

Etiquetas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.