Destination Wedding (2018)

Destination WeddingReconozco que mi único interés en Destination Wedding lo provocaron las entrevistas promocionales de Winona Ryder y Keanu Reeves, en las que se ve claramente la química que hay entre estos dos actores.

No estuvo mal la repercusión del tour promocional. Llegó a ser trending topic porque Winona Ryder cree que está casada con Keanu Reeves desde que trabajaron juntos en Drácula de Bram Stoker, en la que un sacerdote ortodoxo les casó. Francis Ford Coppola también lo cree.

Dicho esto, Destination Wedding por supuesto va de bodas. Pero en realidad no es más que un diálogo entre dos personas durante casi hora y media en el contexto de una boda. Todo gira en torno a estos dos personajes, a su personalidad narcisista y pesimista del mundo y a cómo acabarán manteniendo ese diálogo hasta que acabe la boda a la que asisten.

Durante esta hora y media, serán solo los personajes de Lindsay y Frank los que tengan líneas de guion en esta especie de comedia romántica pesimista. Sin embargo, aunque esa visión de la vida me atraiga especialmente, el guion arrogante con conversaciones demasiado intelectualoides me hace sentir la trama como demasiado artificial.

Y no hablo de la actuación de los personajes porque creo que no están actuando. Cuando se critica el exceso de gesticulación de Winona Ryder y la rigidez facial de Keanu Reeves en realidad se critica a la propia personalidad de los actores. No obstante, el guion sigue queriendo imponer situaciones y conversaciones que se ven demasiado “programadas”.

Es, por otro lado, la química de los dos actores y algunos momentos bastante divertidos lo que salva a Destination Wedding del desastre. Incluso se antoja una película muy fácil de ver y entretenida durante su mayor parte. Hacia su último tramo comienza a cansar la fórmula de diálogo entre dos, pero lo achacaría más a la labor de dirección y guion que a los propios actores.

Yay & nay

Lo mejor: La química entre Winona Ryder y Keanu Reeves. Las primeras escenas. Duración del metraje.

Lo peor: Guion presuntuoso. La fórmula cansa pese a su corta duración.

Puntuación

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1

Etiquetas:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.