While We’re Young (2014)

Mientras seamos jóvenes

Probablemente el nombre de Noah Baumbach no os suene de mucho, pero hace unos meses encontré una de esas pelis que te atraen haciendo zapping: era Una historia de Brooklyn. El tío había causado furor en Sundance e incluso estuvo nominada al Oscar. Mientras seamos jóvenes no lo estará, pero no porque sea peor que la primera sino porque la fórmula ya se ha utilizado. En este caso, una pareja de cuarentones, hastiados de que todos sus amigos tengan hijos y sus temas de conversación sean «tener un hijo te cambia la vida», «deberíais tener un hijo» o «es lo más maravilloso que he hecho en mi vida», descubren, casi por azar, una pareja de jóvenes que parecen disfrutar de la frescura de la vida. De ese modo, él (Ben Stiller), un documentalista bastante pesado, y ella (Naomi Watts), una productora, van cambiando poco a poco su personalidad para rejuvenecer gracias a sus nuevos amigos (Adam Driver y Amanda Seyfried).

Pero tener cuarenta y tantos años también significa darse cuenta de que hay cosas que ya no podrás hacer y es de eso de lo que en realidad va Mientras seamos jóvenes. No es una oda a la juventud ni al paso del tiempo, sino al conformismo de la edad, a sentirte a gusto con lo que tienes y aspirar a cerrar toda aquellos aspectos de tu vida que tengas abiertos para avanzar. Por supuesto, en el camino habrá que tropezar con algunas piedras para aprender de los errores, pero así es la vida. Al final, la película se disfruta. Personalmente, porque tampoco me faltan tantos años para acercarme a la edad de Naomi Watts en el filme. Por cierto, el estreno se prevé para agosto según la ficha en IMDb.

Lo mejor: la emoción de la pareja mayor cuando disfrutan de esos pequeños placeres de la vida.

Lo peor: es obvia desde el principio al final.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: