Session 9 (2002)

¿He dicho que estoy encantada con Netflix? Sí, tiene muchos aspectos que mejorar pero su catálogo solo podría mejorarse añadiendo el catálogo de series de la HBO. Lo último ha sido encontrar Session 9, cuyo director es el mismo que aquella intrigante El maquinista con un Christian Bale esquelético. Session 9, peli de 2002, fue la ganadora del premio a la mejor dirección en el Festival de Sitges y contaba la historia de la desmantelación de un manicomio abandonado. La trama se centra en la necesidad de la empresa contratada para limpiar el recinto de la contaminación de amianto y el estrés personal y laboral del encargado, que decide aceptar el reto de terminar la obra en dos semanas para cobrar un plus en contra de lo que entienden sus subordinados.

Como hablamos de Brad Anderson, sabemos que el filme no transitará por caminos cómodos en los que el público se encuentre cómodo. Desde el principio sabemos que algo va a ir mal, pero no sabemos qué. La tensión de la primera parte del metraje se diluye en la segunda, evolucionando desde una peli de suspense a una peli de terror. Es muy de agradecer que no nos descubran todo hasta el momento final, donde no hay giro, sino un progreso hacia un final totalmente coherente (no voy a hacer spoilers, si queréis hablamos del final en los comentarios). Por eso, es aconsejable estar atento a los detalles y a las conversaciones de la cintas de grabación de las sesiones del manicomio. Es una de esas pelis que merecen un segundo visionado que, de momento, tengo pendiente. Muy a mi pesar, me ha parecido que alarga las escenas y que le sobra la explicación final, enseñándonos lo que hizo el asesino pese a que ya nos lo dejaron caer cuando se produce “el giro”.

Lo mejor: La tensión desde que comienzan a sacar el amianto.

Lo peor: La explicación final sobre las muertes del asesino.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

0 comentarios en “Session 9 (2002)

  1. Esta película la vi en el cine y aunque recuerdo poco menos que la premisa incial y el giro (o al menos quién era el asesino) lo que sí que recuerdo es que me resultó inquietante y me dejó pensando sobre ella.
    Pensé en esta película hace unos días, no es broma (¿me mandas señales al cerebro, Nair? Ja, ja), y me entraron ganas de volver a verla, es posible que tu crítica haya terminado de avivar esa llama.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: