Oz: The Great and Powerful (2013)

Oz un mundo de fantasia

Sam Raimi llegó a decepcionarme hasta llegar a las náuseas en Spider-Man 3, lo consiguió arreglar un poco con Arrástrame al infierno (Drag Me To Hell, 2009) y ahora Oz, un mundo de fantasía era la oportunidad para reconciliarnos. Y lo ha hecho a regañadientes, utilizando a un James Franco que sorprende porque el papel de farsante le viene al pelo, consiguiendo que me olvidase de su peor actuación de la historia en la gala de los Oscar de 2011.

Gracias a unas secundarias principales de lujo y otras pequeñas secundarias (la muñeca de porcelana), no se hacen pesadas estas dos horas de orgía de saturación de color. Si bien no es una de esas películas que recordaremos para la posteridada, no está realizada del todo mal, el guion es sostenible y viene cargado de guiños a la película de 1939 dirigida por King Vidor/Victor Fleming/George Cukor/Mervyn LeRoy…

Lo mejor: la muñeca de porcelana.

Lo peor: las veces en que James Franco nos recuerda que la cagó en la ceremonia de los Oscar de 2011.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: