Lo imposible (2012)

Lo imposible

La moda de que las cadenas de televisión que producen películas lo conviertan en uno de los estandartes de su programación, machacando al público con especiales en las cadenas del grupo cuando se estrena en el cine y, más recientemente, cuando se estrena en televisión, me parece una de las estrategias más morbosas cuando se trata de una desgracia con miles de víctimas. Esto es lo que ha pasado con Lo imposible y la estrategia comercial en Telecinco y sus cadenas subsidiarias cuando la película se estrenó en cines, pero ha sido mucho peor ahora que se ha estrenado en televisión. Muchos dirán que la entrevista que le han hecho a la mujer real que interpreta Naomi Watts en la película ha sido sensible y mil sandeces más. Lo único que se quería era tocar la fibra sensible del público en general utilizando el morbo de forma descarada.

La película es otro tanto de lo mismo. Una familia acomodada, matrimonio y tres hijos, deciden pasar la Navidad en Tailandia, el tsunami golpea en su complejo hotelero y su familia se separa: el hijo mayor y la madre por un lado y el padre y los dos hijos menores por otro. La recreación del tsunami es espectacular. No hay nada malo que decir en relación a los aspectos técnicos. Pero después nos encontramos con una música machacona típica de telefilmes baratos. Porque, no nos equivoquemos, Lo imposible no es una película de catástrofes, sino un melodrama familiar que pierde fuerza justo cuando sabemos que todos están bien y que el final será el más convencional de todos. De pasada se muestran un montoncito de cadáveres, las desgracias de los demás, pero siempre como si lo peor le tocase a la familia protagonista.

Lo mejor: la recreación del tsunami.

Lo peor: la búsqueda de la lágrima fácil del espectador.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

0 comentarios en “Lo imposible (2012)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: