Insidious: Chapter 3 (2015)

Insidious: Capítulo 3

Pese a ser una tercera parte, Insidious: Capítulo 3 es una precuela dirigida por uno de los actores secundarios que repite en estos tres capítulos: el friki gafapasta de Leigh Whannell, quien ya se había encargado de escribir los dos primeros capítulos y que ahora, además de escribir, dirige. Así que estamos ante una película que recoge la semilla que James Wan plantó en sus dos primeras versiones a partir de una pequeña historia para mostrarnos lo que sucedió unos años antes de conocer a los Lambert porque, eso sí, no estamos ante el origen de nada, sino que, de nuevo, nos encontramos con sucesos que ya arrancaron años atrás. Otra vez.

No podría decir que Insidious: Capítulo 3 sea una película mala. Recurre con acierto a los clásicos sustos que hemos visto miles y miles de veces, pero en lugar llenar una hora de sustos, decide espaciarlos en el tiempo y echárnoslos a la cara cuando menos nos los esperamos. Hablo de uno en concreto que no me esperaba hacia el inicio del metraje que, la verdad, me hizo reír mucho y ese regustillo me quedó para el resto de película. A través de ese incidente, nuestra protagonista empezará a sentir la típica presencia sobrenatural y Elise, la médium de los otros dos capítulos, intentará ayudar. El desarrollo de la historia no es un alarde, pero está bastante bien hasta que bien entrada la trama: la repetición de los temas recurrentes aburre y va dando bandazos hasta que desemboca en el típico final predecible e insulso de sus predecesoras.

Lo mejor: los clásicos sustos de las películas del género.

Lo peor: totalmente predecible.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-blanca1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: