Deepwater Horizon (2016)

Marea negra

Tenía cierta curiosidad con la última película de Peter Berg, Marea negra, uno de los grandes, grandísimos fiascos cinematográficos del 2016. Parece que las tragedias en alta mar no suelen caer bien al público, tal y como había pasado en La hora decisiva. En Marea negra se relata la historia sobre la explosión de la planta petrolífera Deepwater Horizon, en primer lugar presentándola como suele ser a través de las explicaciones de situación de los protagonistas y secundarios y, después, desarrollada a través de la acción de las explosiones y demás. Pese a que no estamos antes una gran película, sí tengo que decir que todos los aspectos técnicos son sobresalientes. Ahora bien, poco más se puede decir de una película que narra un suceso como la explosión conocida por todos y nada más. La presentación de tantos personajes demasiado secundarios para darnos a entender que una planta petrolífera solo puede mantenerse realizando un trabajo en conjunto está bien, pero no para intentar darle profundidad humana.

Tras una hora de película, donde vemos todas las fallas de un sistema más bien corrupto, aparece el desastre que sabemos que ocurrió pero, la verdad, yo no he visto tal desastre. Sé que se perdieron muchas vidas pero solamente se menciona la catástrofe natural en los créditos finales, de pasada. El drama de intentar abordar esta marea negra y corregir la tragedia creada por unos humanos despiadados que solo piensan en ganar dinero queda totalmente eliminado del metraje final. Esto sucede por querer realizar una película donde sobresalga el héroe cristiano americano, el más listo, el más fuerte, el mejor, Mark Wahlberg, que, ojo, también es productor, por encima de cualquier otro interés. Y, la verdad, no tiene mucho interés. Ni siquiera parece tener importancia en la trama que desde el 20 de abril (día de la explosión) hasta el 15 de julio se vertieron toneladas de crudo que llegaron hasta el fondo marino, que provocó el retroceso de la costa de Luisiana y que, en resumen, es el segundo mayor vertido de la historia, solo superado por el derramado por Saddam Hussein en la primera guerra del golfo pérsico, cuando Irak invadió Kuwait.

Lo mejor: Los efectos especiales, maquillaje, escenografía, todo está a un nivel insuperable.

Lo peor: La falta de desarrollo de la historia, personajes anodinos.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: