Blue Valentine (2010)

Blue Valentine

Blue Valentine fue una de esas pelis independientes, que hace unos años, todos los pijos más indies consideraban una obra maestra, algo así como el lado independiente de El diario de Noa básicamente porque aparece Ryan Gosling. Como el resultado final es un largometraje hecho con presupuesto ínfimo a fuerza de voluntad, tanto por el director como por todo el equipo técnico y actoral, parece que la película es mucho mejor de lo que es en realidad. Se nos cuenta la historia de una pareja en dos momentos diferentes: por un lado, en el presente, él es un pintor/albañil que aparece fumando o bebiendo cerveza casi a todas horas y ella es una enfermera hastiada con su vida. El pasado, sin embargo, cuenta la historia del inicio como pareja de los protagonistas hasta que se dan el “sí quiero”. Con estas dos líneas temporales vamos comprobando cómo es la vida de pareja con sus diferentes fases como el encuentro, el flechazo, el tilín, el conflicto, el matrimonio, la vida de pareja, la costumbre, la indiferencia y la apatía. Pero no temáis. Sé, por experiencia propia, que eso no sucede en todos los matrimonios.

Ya viendo la película en su conjunto, creo que intenta abrir los ojos sobre ese sueño americano que muy pocos individuos pueden alcanzar. El futuro de él, ligado a su ilusión por la creatividad, y el de ella, ligado a estudiar Medicina, se ven frustrados porque, como resulta evidente desde el inicio, ella se queda embarazada. Como si se enfrentasen con a buena host** de realidad, quizá porque vivían en las nubes o quizá porque nunca se plantearon que los planes pueden tener interrupciones. Darse por vencido también implica que nunca te repondrás de tu hundimiento en la miseria emocional en el que se ve envuelto el personaje de Michelle Williams que, a todas luces, es lo mejor, con diferencia, de todo el largometraje. Nunca sabemos el porqué de su comportamiento, pero podemos hacernos una idea cuando se reencuentra con su ex, que la trató tan mal, en el supermercado. Sin embargo, la desidia de su personaje se contagia y se hace muy cuesta arriba seguir con interés el desenlace hasta el final.

Lo mejor: La interpretación de Michelle Williams.

Lo peor: Demasiado pastelosa, alarga ciertas escenas hasta un metraje demasiado inflado.

Estrella-amarilla1Estrella-amarilla1Estrella-mitad1Estrella-blanca1Estrella-blanca1

0 comentarios en “Blue Valentine (2010)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: